divendres, 23 de desembre de 2011



Despertar y poder apreciar un amanecer como este no tiene precio. Barcelona.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada